Francisco, el soldador felicidad

Francisco, el soldador felicidad

de la serie Retratos de una ciudad

«RETRATOS DE UNA CIUDAD»

La ciudad es eso, edificios sin fin, cuadras y cuadras de bloques de piedra y hormigón, y esa cinta de asfalto interminable que se cruza, se hunde y se levanta, se bifurca y se multiplica, rodeándolo todo. Pero, sobre todo eso, están el llanto de un niño, el susurro de dos enamorados, las risas, gritos, voces, sueños, esperanzas y sentimientos de la gente que habita todo ese espacio. Sin ellos no hay ciudad, sin ellos, habría solo ruinas inertes y silenciosas, abandonadas en un tiempo sin vida, solo piedra y polvo retrocediendo día a día ante el empuje de la naturaleza.

Inda